Médicos en Escocia desarrollaron una nueva técnica quirúrgica que podría significar el fin de las férulas de yeso para ciertas lesiones en las extremidades.

La técnica por ahora se usa en lesiones de ligamentos.

El procedimiento consiste en un soporte interno que se introduce en el cuerpo con una laparoscopia, una cirugía mínimamente invasiva.

Actualmente, cuando ocurre una fractura u otra lesión en alguna extremidad se utiliza una preparación de yeso para inmovilizarla.

Pero el profesor Gordon Mackay, cirujano ortopédico del Hospital Ross Hall, en Glasgow, deseaba encontrar una forma de evitar el desgaste muscular que provoca el enyesado y la inconveniencia de tener que usar cabestrillos y botas especiales.

"Creo que todos los que han pasado por la experiencia de tener que utilizar una aguja de tejer e introducirla dentro del enyesado para aliviar la picazón, saben que las férulas son extremadamente desagradables" dice el especialista.

"También, cuando llega el momento de retirarla, la extremidad tiende a enconarse y los músculos sufren un desgaste enorme", agrega.
Para evitar todos estos problemas el profesor Mackay utiliza una cirugía de laparsocopia -que requiere una pequeña incisión- para insertar en la una pieza de cinta que actúa como una abrazadera sobre el tejido lesionado.

Read more...

Publicado en la revista científica The Lancet, el estudio no solo confirma lo que es del conocimiento común sino que lo cuantifica y señala que un cuarto de hora es además la cantidad mínima de ejercicio que hay que hacer para que se puedan percibir efectos beneficiosos en la salud.

El estudio se basó en los hábitos de más de 400.000 personas en Taiwán. Así, descubrió que una sesión de ejercicio moderado de 15 minutos diarios o 90 a la semana puede añadir tres años a la esperanza de vida.
Los investigadores enfatizaron el hecho de que a mayor cantidad de ejercicios, mayores los beneficios de salud, y esto continúa cuando una persona se mantiene activa por hasta cien minutos diarios.

Los descubrimientos se aplican a los adultos de todas las edades y resultaron particularmente significativos para la gente en riesgo de enfermedad cardíaca. Quienes comienzan a ejercitarse, se terminan animando a hacer sesiones cada vez más largas, según los investigadores del Instituto Nacional de Investigación en Salud de Taiwán. Y es que más ejercicio lleva a más beneficios para la salud.

Cada 15 minutos adicionales de ejercicio diario, reduce las causas de muerte en un 4%.
Otra investigación en Australia asoció ver la televisión, es decir, permanecer demasiado tiempo sentado, a una reducción en la esperanza de vida: presumiblemente porque implica hacer poco o ningún ejercicio.

La jefa de la Oficina Médica de Inglaterra, Sally Davies, dijo que "la actividad física ofrece una enorme cantidad de beneficios y estos estudios lo avalan". "Hacer un poco de actividad física cada día es beneficioso, mientras llevar una vida sedentaria implica riesgos", afirmó Davies. "Tenemos la esperanza de que estos hallazgos lleven a más gente a darse cuenta también de que hay muchas maneras de hacer ejercicio: caminar a buen ritmo o hacer jardinería, por ejemplo, puede servir" agregó.
El profesor Stuart Biddle un experto en psicología de la actividad física de la Universidad de Loughborough, apuntó que ponerse como meta dedicar media hora de la mayoría de los días a la actividad física puede parecer un reto demasiado grande, pero empezar poco a poco sí es asequible. "Puedes obtener beneficios con relativamente poca cantidad de ejercicio. Más es mejor, pero poco es una buena forma de empezar".

Los pacientes que sufren esta enfermedad presentan un defecto en el gen de la proteína distrofina, que es un componente esencial para la estructura del tejido muscular. Ahora, el equipo de la Universidad de Londres utilizó una nueva tecnología, la llamada técnica de antisentido, para reparar el daño en el gen de la distrofina y restaurar la producción de esta proteína. En el ensayo preliminar de la terapia, llamada AVI-4658, participaron 19 niños con distrofia muscular de Duchenne. Y tal como señalan los científicos en la revista The Lancet, los resultados son "muy prometedores". Cerca de 1 de cada 4.000 bebés varones nacen con distrofia muscular de Duchenne. La enfermedad causa desgaste muscular progresivo debido a la pérdida de células musculares, la cual es provocada por la falta de la proteína distrofina en la fibra muscular. Para cuando un niño con la enfermedad cumple los 12 años de edad ya es incapaz de caminar y para el fin de su adolescencia su condición es tan grave que a menudo causa una muerte prematura. Esto debe a que la enfermedad afecta también a los músculos que se necesitan para respirar y para bombear sangre alrededor del organismo. El profesor Francesco Muntoni y su equipo del Centro Nueromuscular Dubowitz, del Instituto de Salud Infantil de la Universidad de Londres, probaron la nueva terapia antisentido con 19 niños de entre 5 y 15 años. Todos recibieron el fármaco durante 12 semanas y antes y después del curso de tratamiento fueron sometidos a biopsias musculares. Nuestros genes reciben instrucciones del código genético para producir proteínas pero cuando hay defectos o supresiones en el código este proceso puede quedar interrumpido. En los pacientes con distrofia de Duchenne la falla está en el gen que se encarga de la producción de distrofina y desde hace tiempo los científicos buscan la forma de reparar las funciones de este gen. El enfoque del profesor Muntoni consistió en inyectar porciones de ARN de antisentido -una especie de "bisturí molecular"- con el cual se extrajo una pieza del código genético para reparar la porción defectuosa. El resultado, dicen los científicos, es un gen de la distrofina más corto, pero funcional. En el estudio algunos pacientes recibieron dosis altas de la terapia y otros dosis más bajas. Y los resultados mostraron que en siete de los 19, todos los que habían recibido dosis altas, se logró restaurar en algún grado la producción de distrofina. Tal como explicó el profesor Muntoni a la BBC "el mejor resultado fue de 20% de los niveles normales de distrofina. Esto es realmente extraordinario considerando que el estudio fue sólo de 12 semanas". "He trabajado con pacientes con distrofia muscular de Duchenne durante muchos años y ésta es la primera vez que podemos decir con confianza que hemos logrado un avance significativo en el desarrollo de un tratamiento dirigido", señala el investigador. Pero agrega que la técnica de antisentido, dirigida hacia una mutación genética específica, no será beneficiosa para todos los pacientes. "La segunda mutación más común afecta a 11% de los pacientes, para lo cual necesitamos otro 'bisturí molecular'". De cualquier forma, señalan los investigadores la "AVI-4658 tiene el potencial de mejorar la historia progresiva natural de distrofia muscular de Duchenne y ahora necesitamos investigar su efectividad en ensayos clínicos". Por su parte, la doctora Marita Pohlshmidt, directora de la Campaña para Distrofia Muscular del Reino Unido afirma que el estudio "es muy importante". "Si podemos cambiar los severos síntomas de Duchenne y volverlos más leves, sería fantástico. Durante los pasados 50 años hemos luchado para encontrar un tratamiento para esta devastadora enfermedad. Hoy podemos decir con verdadera confianza que vamos a ganar esta batalla. Los padres de estos niños pueden tener una esperanza real para el futuro" agrega la experta.

Si la gente siguiera siete factores de estilo de vida se podrían evitar hasta tres millones de casos de Alzheimer en el mundo...

Estos factores son más actividad física, no fumar, consumir una dieta sana, controlar la presión arterial, prevenir la diabetes, combatir la depresión y mejorar la educación.

Tal como señalan los investigadores de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, la mitad de los casos de enfermedad de Alzheimer en el mundo se deben a estos siete factores. 

Y basta reducir su incidencia en 25% para poder prevenir tres millones de casos en el mundo.

Los detalles de la investigación aparecen publicados en la revista The Lancet y fueron presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer que se celebra en París. 

Read more...

Síntomas muy similares a los de la gripe común.

La gripe A(H1N1) se manifiesta a través de síntomas que son muy similares, por no decir idénticos, a los de la gripe común: fiebre alta, tos continuada y dolorosa, estornudos, malestar general, dolores musculares, falta de apetito, etc.

Si necesitas información sobre la gripe común, te recomendamos que visites los siguientes practicogramas:

-'Cómo son los síntomas de la gripe estacional.

-'Cómo evitar caer enfermo con la gripe'.

-'Cómo se transmite la gripe estacional'.

2¿Cómo se puede saber si se trata de un caso de gripe A(H1N1)?

Los médicos son los únicos que son capaces de diagnosticar un caso de gripe A(H1N1) debido, fundamentalmente, a la similitud de sus síntomas con los de la gripe común. Para ello se obtiene una muestra de mucosidad, o incluso de tejido, del aparato respiratorio del paciente durante los 4 ó 5 primeros días de la infección.

Read more...

   1¿Qué es un infarto de miocardio?

El infarto se produce por un bloqueo en las arterias coronarias, que son las que irrigan al músculo miocardio del corazón. Al cortarse el flujo de sangre, y por lo tanto de oxígeno, el miocardio no puede producir la energía suficiente para moverse y finalmente se produce lo que los médicos denominan ‘necrosis’, es decir, la muerte del tejido muscular. La insuficiente irrigación del miocardio por parte de las arterias coronarias también se conoce como angina de pecho.

 ¿Por qué se produce?

El infarto de miocardio se produce porque las arterias coronarias sufren un bloqueo y no llega suficiente sangre al músculo miocardio del corazón. Existe una cierta predisposición en algunas personas a sufrir un infarto, como es el caso de las personas que ya han sufrido uno, que tienen problemas cardiacos o que cuentan con antecedentes familiates de angina de pecho.

Read more...